Konexión Alzheimer
Actividades para enfermeros y cuidadores de Alzheimer

09/09/2021

Actividades para enfermeros y cuidadores de Alzheimer

Consejos para familiares y cuidadores

Hemos hablado en distintas ocasiones sobre la importancia de que el cuidador o cuidadores de la persona con Alzheimer, disponga de sus propios momentos y espacios de desconexión. La tarea de acompañar y cuidar de un familiar, cónyuge o amigo con Alzheimer puede resultar agotadora física y psicológicamente. Para evitar el síndrome del cuidador y el exceso de fatiga, hoy te traemos algunos consejos y actividades que te pueden ser de utilidad.

Generalmente, las necesidades más demandadas por los cuidadores son relativas a la información, la formación, la ayuda física y el apoyo social. Aunque en demasiadas ocasiones los recursos sociosanitarios disponibles son limitados. Para gestionar y encontrar respuesta a estas necesidades, Las Asociaciones de Familiares de personas con Alzheimer (AFA) desempeñan un papel esencial en el abordaje integral del Alzheimer y en todo el proceso de la enfermedad.

En nuestro Mapa de Asociaciones, encontrarás la ubicación y datos de contacto de todas las AFA a nivel nacional. También en nuestra sección de Asesoramiento, encontrarás información relativa a prestaciones para la autonomía y atención a la dependencia, productos de apoyo para la autonomía personal y otros recursos.

Mejorar la salud del cuidador

El principal cuidador de una persona con Alzheimer, asume una gran responsabilidad en su día a día. De su implicación y buen hacer dependen, en gran medida, el estado de ánimo y el bienestar de la persona a su cargo. Por este motivo, como cuidador debes mantener unos hábitos saludables que te ayuden a sentirte con energías para afrontar los retos diarios.

Hay varios aspectos que son clave para mantener un ánimo y un buen estado de salud que te permita alcanzar el objetivo de establecer una rutina adecuada para la persona con Alzheimer:

Pide ayuda a familiares y amigos

Querer asumir toda la responsabilidad del bienestar de la persona con Alzheimer a tu cargo, no es una buena idea. Si tienes familiares y amigos a quien recurrir, hazlo. Habla con ellos y determina la disponibilidad en que cada uno de ellos está dispuesto a ayudarte.

Apunta en un listado los nombres, teléfonos y disponibilidad de cada uno de tus contactos y recurre a ellos cuando sea necesario. Si un familiar puede cubrirte durante una tarde a la semana, aprovecha ese tiempo para realizar alguna actividad de ocio que te permita desconectar y recuperar energías. Quizás otro no pueda venir a sustituirte durante unas horas, pero te puede ayudar haciendo la compra o preparando algunas comidas para tener a punto durante la semana.

Cada persona de tu entorno o del de la persona con Alzheimer, puede aportar su granito de arena para colaborar a hacer tu día a día más fácil. La mayoría estarán dispuestos ayudarte dentro de sus posibilidades, pero el primer paso es generalmente, solicitar su ayuda. Una buena red de personas dispuestas a colaborar, mejorará tu calidad de vida de forma sustancial. También, evidentemente, la calidad de vida de la persona con Alzheimer.

En el caso de que no tengas la posibilidad de organizar esta red de soporte, en las Asociaciones de Familiares podrás encontrar el soporte que necesitas.

Alimentación

La alimentación de una persona con Alzheimer tiene ciertas particularidades, pero en general se basa en una alimentación equilibrada, rica en vitaminas y minerales e hipocalórica. En nuestra sección ALIMENTACIÓN, puedes consultar los consejos relativos a la alimentación para las situaciones habituales con personas con Alzheimer.

En cuanto al cuidador, su alimentación ha de ser también variada y equilibrada, pero sus requerimientos de energía serán superiores a las de la persona con Alzheimer. Asegúrate de ingerir hidratos de carbono (arroz, patata, legumbres…) en cantidad suficiente, pues estos son la principal fuente de energía del organismo. La persona con Alzheimer puede tener dificultades para deglutir, pero no por ello debes comer siempre los alimentos triturados en forma de puré. Date caprichos de vez en cuando, o pide a algún familiar o amigo que te cocine para ti si no dispones de tiempo para hacerlo.

También es muy recomendable salir a comer a un restaurante de vez en cuando. Si alguien puede cubrir tu tarea como cuidador por unas horas, aprovecharlas para comer algo que te apetezca y que no puedas cocinar en casa es una buena opción. Deja que cocinen por ti y que te sirvan. Sin duda te lo mereces.

Actividad física

Con la actividad física pasa algo parecido como con la alimentación. La persona con Alzheimer tiene unas necesidades de actividad física que tienes que procurar que cumpla, pero seguramente estas no coincidan con las tuyas. Como cuidador, debes mantenerte en buena forma física para afrontar las tareas diarias, que en algunos casos pueden ser muy exigentes.

Si solías hacer deporte antes de asumir el rol de cuidador, es importante que procures seguir haciéndolo, aunque tengas que reducir la periodicidad o el tiempo que dedicas a cada sesión. Si tu estilo de vida era más sedentario, procura incorporar alguna actividad física ligera a tu rutina diaria para mejorar tu estado físico. Te sentirás mejor tanto física como psicológicamente para afrontar los nuevos retos.

Para encontrar el tiempo necesario para realizar actividad física, de nuevo es muy importante recurrir a tu red de soporte en familiares y amigos. Si consigues dedicar un tiempo a mantenerte en forma al menos dos veces por semana, tu humor y el de la persona a tu cargo lo notarán. También es recomendable aprovechar estos ratos para hacer tu actividad acompañado por amigos, de este modo se hará mucho más ameno y placentero.

Actividades de ocio

Te habrás dado cuenta de que, entre las exigencias del cuidado de la persona con Alzheimer, la preparación del día a día y tu propio cuidado, las jornadas se hacen cortas. La dedicación es constante y siempre falta tiempo para preparar todo lo necesario. La organización es un aspecto clave para poder disponer de algunos ratos tranquilos y de descanso, pero mientras no alcanzamos unas pautas organizativas que nos lo permitan, el tiempo de ocio para uno mismo es el principal afectado.

Aún así, la lucha contra el Alzheimer suele ser una carrera de fondo. Dedicar un esfuerzo excesivo en las primeras etapas puede suponer complicaciones más adelante. Por esto es importante, adoptar desde el principio una pauta de momentos de descanso obligatorios para el cuidador. No te sientas mal por ello, es necesario para tu propia salud y repercutirá inevitablemente en la calidad de vida de la persona con Alzheimer.

Ir al cine, quedar con amigos para charlar o tomar algo, dedicar tiempo a tus propios hobbies o simplemente salir a pasear a tu ritmo para despejar la mente, son actividades que no debes dejar de realizar. Para tu propia salud y para la de la persona a tu cargo.

Palabras clave

Contenidos relacionados

¿Existen evidencias que relacionen estrés y demencia?
Ver

¿Existen evidencias que relacionen estrés y demencia?

28/03/2022

La relación entre estrés y demencia lleva tiempo siendo motivo de estudio. Hoy veremos si existen evidencias que relacionen ambos…

Los beneficios de la música en alzheimer
Ver

Los beneficios de la música en alzheimer

10/01/2022

Escuchar música es un placer bien conocido, lo que quizás no sabes es que también es muy beneficioso para la…

Primeros síntomas de alerta del Alzheimer
Ver

Primeros síntomas de alerta del Alzheimer

03/01/2022

Con el envejecimiento, es habitual que algunas capacidades funcionales de las personas se vean afectadas. Determinar el grado en que…

Tabaquismo y Alzheimer
Ver

Tabaquismo y Alzheimer

11/07/2022

El tabaquismo en caso de demencia o de Alzheimer es un tema que genera controversia de opiniones incluso entre profesionales…

Lo más leído

Descargas