Konexión Alzheimer

Las personas con Enfermedad de Alzheimer olvidan si han comido o no, incluso pueden olvidar cómo usar los cubiertos. Conforme va avanzando la enfermedad aparecerán problemas físicos como no poder masticar bien o dificultades al tragar.

Hay que tener cuidado con la ingestión de objetos extraños no comestibles que pueden causar accidentes serios.

Recomendaciones en la dieta

  • Comer frutas y verduras diarias.
  • Beber 1.5 litros de líquidos al día, no solo se contabiliza el agua que bebe al día sino también caldos, zumos, infusiones… repartidos a lo largo del día.
  • Comer más pescado que carne, aumentar la ingesta de pescado azul a 3 o 4 veces a la semana, 2 raciones de pescado azul a la semana puede ser en conserva.
  • Cocinados lo más sencillos posibles, no cocinar ni fritos ni rebozados, mejor cocinar a la plancha, vapor , asados…

En el momento de la comida

  • Hay que hacerlo en un ambiente tranquilo, comer despacio, estableciendo una rutina que se haga a la misma hora y en el mismo lugar.
  • Si puede comer solo que lo haga, pero siempre supervisado.
  • Ofrecer las comidas y las bebidas templadas, no pueden distinguir entre el frío o el calor y pueden quemarse la boca.
  • Usar cubiertos de mango grueso y vasos con dos asas para que los agarre bien y favorecer su independencia a la hora de comer.
  • Usar platos de plásticos rígidos con reborde y manteles antideslizantes para evitar que se le caiga la comida.
  • Prepararle alimentos que se puedan comer con las manos para que puedan comer solos.

Si quiere comer a todas horas

  • Hay que ofrecer dietas hipocalóricas: cocinar los alimentos a la plancha, hervidos, vapor, horno o escabechados, pero nunca fritos, ni rebozados ni empanados. Usar aceite de oliva de forma prudente y no usar ni mantequillas ni otras grasas. Cocinar con poca sal.
  • Ofrecer entre horas alimentos ricos en fibra como frutas y alimentos desnatados como leches o yogures.
  • No ofrecer ni tener a la vista dulces, mejor no comprarlos, en el caso de no poder evitarlo ofrecerlos sin azúcares.
  • Distraerle con otra actividad que sepáis que le puede gustar para evitar estar comiendo continuamente.

Si no quiere comer

  • Usar dietas hipocalóricas: los cocinados tienen que ser más elaborados, nunca hacerlos fritos.
  • Ofrecer un solo plato que sea hipercalórico que tenga todos los nutrientes, añadir a las verduras, las legumbres o los arroces el pescado o la carne.
  • No saltarse ninguna comida, hacer media mañana, merienda y recena, ofreciendo zumos, leche y yogures enteros o batidos con galletas.
  • Ante la pérdida de apetito, se debe consultar al médico por si hubiese alguna causa física, de la medicación o anímica.

Si hay problemas para masticar o tragar

  • Las comidas tienen que ser trituradas.
  • No dar: frutas con semilla como kiwis, frutos secos, caramelos etc.
  • Los líquidos siempre darlos con espesantes, los prescribe su médico.
  • Los alimentos fríos facilitan la deglución como yogures, purés y gelatinas.
  • Poned la mano suavemente en la garganta para recordarle que debe de tragar.
  • En el momento de tragar la cabeza debe de estar flexionada hacia delante para evitar atragantamientos.