Konexión Alzheimer
Cómo afrontar los trastornos en la conducta de la persona con Alzheimer

04/07/2023

Cómo afrontar los trastornos en la conducta de la persona con Alzheimer

Alzheimer

El Alzheimer, a medida que avanza y sus síntomas se agravan, puede afectar a la conducta y el comportamiento de las personas que lo padecen. Esta es una de las situaciones que más conflicto y malestar pueden generar debido a la dificultad que puede suponer la forma en que las hemos de gestionar, especialmente cuando ocurren las primeras veces y no estamos preparados.

Hay que destacar que los cambios en la conducta son habituales, y que pueden tener un origen variable debido a factores ambientales, sociológicos, biológicos o relacionados con la propia personalidad del paciente. La intensidad, frecuencia o el tipo de alteración pueden variar de una persona con Alzheimer a otra, por lo que las recomendaciones que podemos hacer son generales, y deben adaptarse a cada situación y paciente.

Saber de la existencia de este tipo de alteraciones puede ayudarnos a estar más preparados si llega el momento en que se produzca alguna de ellas, pero como hemos comentado, son situaciones complejas y difíciles de gestionar, así que no debemos sentirnos mal si no podemos controlar la situación ni tan rápido ni tan bien como esperábamos.

Riesgos y gestión de los trastornos del comportamiento en personas con Alzheimer

Los trastornos del comportamiento son alteraciones de la conducta producidos por la enfermedad. Su origen puede ser variado, igual que su duración o su intensidad, como hemos comentado anteriormente, por lo que son difíciles de prever y también de gestionar. Desde el aumento de la agresividad, pasando por alteraciones del ánimo, o interpretaciones anómalas como alucinaciones o ilusiones, hay un amplio espectro de trastornos de conducta que puede experimentar.

La prioridad del cuidador siempre es el bienestar de la persona con Alzheimer, pero también es importante conocer el impacto que este tipo de alteraciones pueden tener sobre la actividad y el bienestar del cuidador, ya que de él depende directamente la calidad de los cuidados y de muchas de las actividades del día a día.

El principal problema con el que podemos encontrarnos es la complejidad para gestionar la situación, ya que a menudo estos comportamientos son imprevisibles, y pueden generar mucha frustración, rabia o sentimiento de culpa por no conseguido manejar el momento.  El estrés, el agotamiento emocional, y otros sentimientos y problemas físicos y psicológicos pueden ser comunes en personas cuidadoras, y por eso en Konexion Alzheimer dedicamos un espacio concreto a todo lo relacionado con el cuidador y su bienestar.

En los casos en los que la persona cuidadora sea un familiar cercano del paciente, nos exponemos a un deterioro de la relación y las dinámicas familiares que derivadas de ciertas situaciones incómodas, violentas o desagradables causadas por un trastorno del comportamiento que tengan lugar con alguna frecuencia. Esto también puede ocurrir en relaciones profesionales entre paciente y cuidador si hace mucho tiempo que se conocen. Es importante recordar que el Alzheimer es lo que provoca estos cambios, y que en ningún caso el paciente lleva a cabo acciones que puedan ir en contra de la persona cuidadora por voluntad propia, o siendo plenamente consciente de sus actos. El conocimiento de la enfermedad, la comunicación, y la comprensión, son elementos fundamentales para evitar este deterioro.

Este tipo de situaciones también puede derivar en aislamiento social, ya sea porque es más sencillo controlarlas estando solos, o por temor a que ocurran en lugares poco apropiados donde haya más gente, o donde pueda existir riesgo de algún tipo. Este temor puede hacer que reduzcamos la socialización, tanto por parte del paciente como por parte del cuidador. Socializar es importante para ralentizar el deterioro cognitivo de la persona con Alzheimer, pero también es importante para el cuidador mantener su tejido social más allá del entorno del paciente.

La salud física del cuidador también puede verse afectada por causa del estrés generado por este tipo de situaciones. Cansancio permanente, dolores de cabeza, de espalda, o en otras zonas del cuerpo, problemas gastrointestinales… el estrés y los nervios son dañinos no solo para nuestra salud mental y emocional, sino que también pueden tener consecuencias físicas. Acudir a un profesional para que nos ayude tanto a gestionar las emociones negativas, como los problemas derivados por el estrés, puede ser necesario para evitar mayores complicaciones.

El primer paso para mejorar la gestión y el impacto que pueden tener los trastornos de la conducta es conocerlos, y ser conscientes de que es probable que experimentemos alguno en un momento u otro según avance la enfermedad. También, que cuando ocurren estas situaciones, debemos ser pacientes y comprensivos a pesar de las dificultades, porque no ocurren voluntariamente y no podemos hacer mucho más para controlarlo.

Somos conscientes de la dificultad que puede suponer cuando ocurren, especialmente si se dan con cierta frecuencia, pero no debemos olvidar que el cuidador es una parte fundamental en el día a día de la persona con Alzheimer, y que la calidad de los cuidados a menudo va muy unida a su bienestar y a su salud. 

Contenidos relacionados

Libro “Diario de un cuidador”
Ver

Libro “Diario de un cuidador”

20/07/2023

En Konexion Alzheimer siempre destacamos la gran labor que llevan a cabo las personas cuidadoras, ya sean profesionales o no…

Entrevista a la Dra. Itziar Palmí Cortés
Ver

Entrevista a la Dra. Itziar Palmí Cortés

24/11/2022

La Dra. Itziar Palmí Cortés es Licenciada en Medicina, en la Universidad Autónoma de Madrid y realizó su formación y…

Confinamientos y alzheimer, consejos para una mejor comunicación y comprensión
Ver

Confinamientos y alzheimer, consejos para una mejor comunicación y comprensión

12/05/2021

La actual situación social derivada de la pandemia de coronavirus, puede ser causante de estados de mayor confusión y dificultad…

10 consejos para reducir la desorientación en Alzheimer
Ver

10 consejos para reducir la desorientación en Alzheimer

07/03/2022

Cuando hablamos de desorientación, solemos pensar en la llamada desorientación espacial. En la posibilidad de que la persona con Alzheimer…

Lo más leído

Descargas