Konexión Alzheimer
Cómo tranquilizar a una persona con Alzheimer en un momento de agitación

12/10/2023

Cómo tranquilizar a una persona con Alzheimer en un momento de agitación

Consejos para familiares y cuidadores

Las personas con Alzheimer pueden sufrir cambios en su estado de ánimo, así como alteraciones en su conducta en algunos momentos. Estos cambios pueden suponer un aumento de la agresividad, hiperactividad, o anosognosia, entre otras.

Gestionar estas alteraciones conductuales no es una tarea sencilla, y además pueden generar situaciones incómodas o violentas entre la persona con Alzheimer y su cuidador, ya que por la propia naturaleza de la enfermedad que causa estos cambios, la persona que los padece no es consciente de ellos.

Cuando se da una situación en la que el paciente está agitado, y en un estado fuera del habitual, es importante saber cómo reaccionar para evitar que la situación escale todavía más, y dar prioridad al bienestar de la persona con Alzheimer.

Cómo gestionar la agitación en personas con Alzheimer

La agitación en personas con Alzheimer puede venir causada por diversos factores, y hay que recordar que la persona que lo padece no es consciente de la situación en muchos casos.

Algunas de las causas pueden ser:

  • Estrés, dolor o depresión
  • Haber pasado mala noche
  • Cambios en su rutina o su residencia habitual
  • Estar en un ambiente ruidoso o estresante
  • Sentirse obligado a hacer algo que no quieren
  • Comorbilidad causada por otra enfermedad
  • Soledad o sentimientos negativos
  • Reacciones causadas por la medicación

Conocer las posibles causas, y tener muy presente que no ocurren por la propia voluntad de la persona con Alzheimer, nos ayudará a empatizar con el paciente, y a tratar la situación de forma debida, sin malestar, enfados o rencores, ya que es una consecuencia de la enfermedad.

Las recomendaciones que veremos a continuación para gestionar situaciones de agitación en personas con Alzheimer son generales. Puede que en algunos casos determinados se puedan controlar más fácilmente si se conoce bien el origen (como por ejemplo malestar por estar sucio al haber manchado el pañal, o por sentirse obligado a participar en una actividad concreta), pero la causa no siempre será evidente, ni tendrán fácil solución.

Intenta averiguar el origen de su malestar

Antes de intentar aportar calma a la situación, conviene conocer cuál es el origen que causa la agitación. Como hemos comentado anteriormente, puede que el problema sea fácilmente reconocible, o que la misma persona con Alzheimer nos indique cuál puede ser el origen de su malestar.

En cualquier caso, para solventar un problema debemos saber qué ha ocurrido, y a partir de ahí actuar en consecuencia según sea su necesidad.

Comunícate de forma tranquila y serena

En Konexion Alzheimer hemos destacado en otras ocasiones la importancia de comunicarse de forma efectiva con una persona con Alzheimer. En momento de agitación, nuestro deber es mantener la calma y tratar de establecer una comunicación tranquila y comprensiva con el paciente, para reducir la tensión del momento.

Nuestro tono de voz, y nuestro lenguaje corporal, pueden ser de ayuda para relajar la situación y comprender su malestar. Elevar el tono, mostrar enfado o nervios, puede ser contraproducente para las dos partes. Por el contrario, intentar establecer contacto visual, que nos reconozca, e incluso establecer contacto físico, puede ser de ayuda.

Recuerda: su agitación y su forma de expresarla es consecuencia de la enfermedad.

Una buena comunicación nos ayudará a conocer también el origen del problema.

Establece una zona donde se sienta segura

Tanto si la persona con Alzheimer vive en su hogar, como si vive en una residencia especializada o si asiste a un centro de día, conviene tener áreas que sepamos que contribuyen a su tranquilidad y bienestar, especialmente si nos encontramos en un sitio donde hay más ambiente, o ruido, o muchos estímulos que puedan alterarle.

Puede ser su habitación en el centro en el que resida, o un lugar en casa donde tenga recuerdos o estímulos que puedan ayudarle a distraerse o a reducir su malestar, como libros, música, o fotos de seres queridos.

Cada persona con Alzheimer es diferente, y por eso es importante conocer sus rutinas y dinámicas, y aquellos elementos o actividades que mejoren su estado de ánimo.

Evita regañar o castigar

Hacemos incidencia una vez más en que muchas reacciones o cambios en la conducta, vienen causados por la propia enfermedad, y la persona que la padece no es consciente de la situación. Regañar, o aplicar castigos como reacción, ni funciona para que no vuelva a hacerlo, ni reduce la tensión del momento.

Somos conscientes de que no siempre será fácil controlar nuestro estado de ánimo, ni reaccionar de según qué formas ante ciertos sucesos, pero en la medida de lo posible, debemos evitar regañar o hacer sentir mal a la persona con Alzheimer.

Minimiza el riesgo de que vuelva a ocurrir

La prevención siempre es importante, especialmente si hablamos de situaciones que pueden evitarse con cierta facilidad. Es probable que lo que le haya disgustado una vez, vuelva a hacerlo en el futuro, así que una medida para prevenir situaciones de agitación, es evitar los detonantes que la causaron la primera vez.

Esto no siempre será posible en todos los casos, pero sí en algunos. Presta atención a los detalles e intenta minimizar en la medida de lo posible que vuelvan a suceder.

La agitación en personas con Alzheimer es un tema complejo de tratar. No siempre reconoceremos las causas de forma sencilla, y la frustración o el enfado no contribuirán a desescalar la situación. Estas recomendaciones generales pueden ayudarte a evitar o controlar ciertos momentos de agitación, pero cada persona con Alzheimer es diferente, y puede que cada situación requiera ser abordada de forma diferente.

Si necesitas más información sobre cómo gestionar algunas situaciones, en Konexión Alzheimer contamos con la colaboración de profesionales especialistas en Alzheimer que han desarrollado contenido útil y práctico que puede serte de gran ayuda. Visita los diferentes espacios de nuestra web, y descubre los recursos que podemos ofrecerte.

Contenidos relacionados

¿Existen evidencias que relacionen estrés y demencia?
Ver

¿Existen evidencias que relacionen estrés y demencia?

28/03/2022

La relación entre estrés y demencia lleva tiempo siendo motivo de estudio. Hoy veremos si existen evidencias que relacionen ambos…

Cuidado a domicilio para personas con Alzheimer: la importancia de la comunicación y confianza de la familia con el cuidador
Ver

Cuidado a domicilio para personas con Alzheimer: la importancia de la comunicación y confianza de la familia con el cuidador

01/08/2023

Las personas con Alzheimer, cuando la enfermedad está bastante avanzada, necesitan cuidados y asistencia para poder realizar muchas de las…

La pérdida de dientes, asociada a un mayor deterioro cognitivo
Ver

La pérdida de dientes, asociada a un mayor deterioro cognitivo

20/08/2021

Un nuevo estudio realizado por investigadores de la Facultad de Enfermería Rory Meyers de la Universidad de Nueva York, publicado…

Estudio sobre el daño cerebral en personas con Covid-19
Ver

Estudio sobre el daño cerebral en personas con Covid-19

23/02/2022

Desde prácticamente el inicio de la pandemia de coronavirus en enero de 2020, se ha hablado de los posibles efectos…

Lo más leído

Descargas