Konexión Alzheimer
Efectos del Alzheimer en el sistema nervioso

02/02/2022

Efectos del Alzheimer en el sistema nervioso

Investigación

Las principales células que forman el sistema nervioso son las neuronas, aunque no son las únicas. Su principal función es la coordinación de acciones por medio de señales químicas y eléctricas enviadas de un lugar a otro del organismo. Pero el sistema nervioso también es responsable de captar estímulos externos e internos, procesar la información y generar una respuesta.

Al igual que el resto de los órganos, el cerebro envejece. Con los años, es común sentir que algunas funciones cognitivas se ven afectadas. Esto es normal y no debe preocuparte, sin embargo, hay ciertas señales de alerta que no hay que pasar por alto, especialmente a partir de los 60 años.

Tener olvidos ocasionales, perder objetos o sentirse menos ágil mentalmente, no ha de ser motivo de alerta si ocurre en casos puntuales. Pero si observas repetida y acentuadamente estos eventos, y en especial si se experimentan dificultades en tareas diarias que antes se realizaban sin ninguna dificultad, deberías consultar a un médico especialista. La detección y el diagnóstico precoz, pueden suponer un retraso del deterioro cognitivo y una mejor calidad de vida en los siguientes años.

Pero ¿Cómo afecta el Alzheimer al sistema nervioso?

Las personas con Alzheimer mantienen un buen nivel de conciencia. Son personas que están alerta e interactúan con el entorno, pero las funciones cognitivas dependen de un adecuado funcionamiento de las extensas redes neuronales de nuestro cerebro. El acúmulo de proteínas que se observa en la enfermedad de Alzheimer, causa la lesión de las neuronas. Por lo tanto, aunque la persona esté consciente, tendrá problemas para captar estímulos y procesar la información y la respuesta.

Las tareas que se ven afectadas de forma más evidente y en un primer momento en Alzheimer, son aquellas relacionadas con el aprendizaje y la atención. A diferencia de un proceso normal de envejecimiento, en el que se suele hablar de ralentización cognitiva, en personas con Alzheimer estas capacidades disminuyen de forma progresiva.

¿Cómo se deterioran las neuronas en la enfermedad de Alzheimer?

En la enfermedad de Alzheimer se produce el depósito tóxico de unas proteínas -la proteína amiloide y la proteína tau- que lesionan las neuronas e interrumpen su capacidad para comunicarse entre sí, aislándolas y provocando la muerte celular.

A medida que la enfermedad evoluciona, se produce una pérdida del neurotransmisor acetilcolina y un exceso de otro neurotransmisor llamado glutamato. La pérdida neuronal va en aumento y cambia el cerebro de la persona y su correcto funcionamiento.

El proceso patológico, suele iniciarse en la zona del cerebro llamada hipocampo, que regula la memoria reciente y el aprendizaje. Posteriormente, otras zonas del cerebro se ven afectadas, y aparece nuevos síntomas como la dificultad para comunicarse.

La proteína beta-amiloide

La actividad habitual de la proteína beta-amiloide (β-amiloide) implica la activación de enzimas, la regulación en el transporte de algunas grasas en el organismo, y la protección contra el estrés oxidativo. Es decir, su papel es fundamental para el correcto funcionamiento del organismo.

La enfermedad de Alzheimer, provoca problemas en la eliminación de los restos de estas proteínas, que se acumulan formando placas que afectan al correcto funcionamiento del cerebro.

La proteína tau

La principal función de esta proteína presente en el sistema nervioso central (SNC) y el periférico (SNP) es la estabilización de los axones de las neuronas. A través de los axones, las neuronas conducen los impulsos nerviosos hacia otras células.

En las personas con Alzheimer, alteraciones bioquímicas provocan que estas proteínas formen los llamados ovillos neurofibrilares, que dificultan la transmisión de impulsos nerviosos y dañan las neuronas.

Investigación para seguir avanzando

Aunque se conocen los procesos mediante los cuales el cerebro resulta afectado, aún se desconocen las causas que los provocan. Se conocen también los factores de riesgo de la enfermedad de Alzheimer, pero para encontrar una cura o un tratamiento que revierta los procesos neurodegenerativos, es necesario seguir apostando por la investigación.

Recientemente, un modelo experimental para un nuevo tratamiento y una vacuna basada en proteínas ha resultado reducir los síntomas del Alzheimer. Aunque se debe seguir investigando para que los resultados se puedan aplicar a personas con la enfermedad neurodegenerativa, la investigación sigue siendo una fuente de esperanza que arroja luz sobre una enfermedad sin cura en la actualidad.

Contenidos relacionados

Entrevista a la Doctora Silvia Gil
Ver

Entrevista a la Doctora Silvia Gil

18/05/2022

La Dra. Silvia Gil, es neuróloga en la Unidad de Trastornos Cognitivos y Psicogeriatría del Centre Emili Mira y en…

La pérdida de dientes, asociada a un mayor deterioro cognitivo
Ver

La pérdida de dientes, asociada a un mayor deterioro cognitivo

20/08/2021

Un nuevo estudio realizado por investigadores de la Facultad de Enfermería Rory Meyers de la Universidad de Nueva York, publicado…

Herramienta pre diagnóstica de demencia: Problemasdememoria.com
Ver

Herramienta pre diagnóstica de demencia: Problemasdememoria.com

14/02/2022

Obtener un diagnóstico para la enfermedad de Alzheimer u otras demencias puede resultar un proceso largo. Pero en muchas ocasiones,…

Relacionan una menopausia precoz con un mayor riesgo de demencia
Ver

Relacionan una menopausia precoz con un mayor riesgo de demencia

06/04/2022

La edad media de inicio de la menopausia en las mujeres occidentales es entre los 50 y 51 años. Recientemente,…

Lo más leído

Descargas