Konexión Alzheimer
El deterioro cognitivo provoca mayores riesgos en las personas mayores por las altas temperaturas

27/08/2021

El deterioro cognitivo provoca mayores riesgos en las personas mayores por las altas temperaturas

Consejos para familiares y cuidadores

Meses duros para las personas mayores

Las altas temperaturas durante los meses de verano afectan de manera especialmente negativa a las personas mayores. Los signos y síntomas que puede provocar la hipertermia suelen ser mareos, dolores de cabeza, piel seca y enrojecida, calambres musculares y vómitos. La Sociedad Española de Geriatría y Gerontología, informa cada verano acerca de los riesgos y recomendaciones a tener en cuenta acerca de la hidratación en personas mayores.

Las personas mayores, como consecuencia del envejecimiento fisiológico, experimentan cambios que afectan directamente al centro termorregulador. Este hecho conlleva una modificación de la percepción de la propia temperatura corporal y en la sensación de sed, aumentando el riesgo de deshidratación por una menor ingesta de líquidos.

Altas temperaturas y deshidratación

En personas mayores que presentan síntomas de deterioro cognitivo, el riesgo de deshidratación es considerablemente más elevado. En estos casos, el papel del cuidador es de vital importancia para garantizar una correcta hidratación. Aunque la persona con deterioro cognitivo no muestre signos o síntomas de deshidratación, o no comunique de forma alguna su sensación de sed, las personas de su entorno deben garantizarle una correcta hidratación ofreciéndole agua, infusiones o zumos de manera regular.

Otro factor importante a tener en cuenta para evitar los efectos indeseables de la deshidratación, es mantener las estancias interiores de la vivienda frescas y ventiladas. Evitaremos las prendas de ropa ajustadas y el ejercicio físico en las horas más calurosas del día. Durante los meses de verano, es recomendable modificar las rutinas establecidas y evitar salir a la calle en los momentos o días más calurosos. Los paseos deberán ser a primera hora de la mañana o al atardecer. Salvo casos excepcionales, no debemos dejar de realizarlos, ya que la actividad física es muy importante para mejorar la calidad del sueño y el descanso en las personas de edad avanzada.

Es recomendable tener a mano un recipiente con al menos un litro y medio de agua, que el adulto mayor debe tomar durante el día. También se recomienda la ingesta de varias frutas, que podemos cortar en trozos pequeños para favorecer la masticación y la deglución, y que también contribuirán a la correcta hidratación de la persona.

En nuestra sección de RECOMENDACIONES EN LA DIETA, encontrarás más consejos a tener en cuenta en distintas situaciones habituales en el día a día de las personas con Alzheimer u otras demencias. En ¿CÓMO PODEMOS AYUDARTE? Podrás comunicarnos tus inquietudes para recibir información de interés para el cuidado de personas con Alzheimer, y para conocer mejor la enfermedad y su desarrollo.

Palabras clave

Contenidos relacionados

Deshidratación y otros riesgos de las altas temperaturas en personas con Alzheimer
Ver

Deshidratación y otros riesgos de las altas temperaturas en personas con Alzheimer

01/08/2022

Las altas temperaturas durante los meses de verano afectan de manera especialmente negativa a las personas mayores. Los signos y…

«Vivir mejor en casa», nuevo proyecto para mejorar la atención domiciliaria
Ver

«Vivir mejor en casa», nuevo proyecto para mejorar la atención domiciliaria

09/02/2022

Los servicios sociales, al igual que los sistemas de asistencia sanitaria, no son ajenos a los cambios y avances sociales…

Vacaciones y Alzheimer: Recomendaciones para el cuidador
Ver

Vacaciones y Alzheimer: Recomendaciones para el cuidador

25/07/2022

Llega agosto y también las vacaciones y los viajes para muchas personas. Los niños no tienen escuela, pero tampoco otras…

Lo más leído

Descargas