Konexión Alzheimer
Gestionar las emociones para convivir con el Alzheimer

17/05/2021

Gestionar las emociones para convivir con el Alzheimer

Alzheimer

Frecuentemente, el diagnóstico de Alzheimer es un jarro de agua fría para la persona diagnosticada y para sus familiares, y viene acompañado por muchas emociones. Pero como ya contamos en el post Consejos y cuidados durante la primera etapa de la enfermedad de Alzheimer, un diagnóstico precoz ofrece muchas ventajas con respecto a uno tardío.

Asimilar la enfermedad es un proceso que lleva tiempo, y que va acompañado de múltiples emociones, tanto si eres el diagnosticado como si eres su acompañante. Como cuidador o acompañante, tal vez sientas miedo, frustración y negación, pero durante el proceso, también hay lugar para la esperanza. Debes tener en cuenta que sentir alguna de estas emociones es normal en el proceso de aceptación, y también es normal sentir una mezcla de todas ellas. Aprender a reconocer tus emociones y a gestionarlas, te ayudará a ti y a la persona con Alzheimer a vivir de la mejor manera posible.

Principales emociones del acompañante

  • Negación: A corto plazo, la negación se presenta como un mecanismo para sobrellevar la situación, y otorga tiempo para adaptarse. Pero si se prolonga en el tiempo, te puede hacer perder la oportunidad de tomar decisiones importantes de cara a los próximos años. Y reducirá tu capacidad de ayudar a la persona con Alzheimer.
  • Miedo:  El miedo puede ser abrumador e impedir que te centres en el presente. Poco a poco, y con ayuda y asesoramiento, estos miedos se irán diluyendo.
  • Ansiedad: La incertidumbre genera ansiedad. Hablar con otras personas en la misma situación, puede ayudarte a reducirla.
  • Angustia y depresión: La tristeza, la disconformidad con el diagnóstico o la sensación de pérdida, te pueden hacer sentir desesperanzado. Busca apoyo en personas cercanas o entidades para evitar la acumulación de malos pensamientos.

Desperdicié un tiempo muy valioso negando la enfermedad de mi mujer. Cuando lo podría haber dedicado a disfrutarlo con ella.

Acompañante anónimo

Principales emociones de la persona con Alzheimer

Una de las sensaciones que experimentan tanto las personas diagnosticadas de Alzheimer como sus acompañantes, es la falta de tiempo. De repente te han comunicado que tus capacidades cognitivas se verán mermadas progresivamente, lo que significa que dentro de poco tiempo habrás perdido ciertas facultades. En este contexto el presente adquiere una mayor importancia, y se hace urgente aprovecharlo al máximo.

Las emociones como el miedo y la negación son comunes en acompañantes y en las personas que atraviesan la primera etapa de la enfermedad. Hablar sobre estas emociones, es la mejor manera de superarlas y poder dedicar el valioso tiempo, a disfrutar el presente.

Escribir en un diario, hablar sobre las expectativas y preocupaciones, asistir a grupos de apoyo y pasar tiempo realizando actividades juntos, son algunas de las formas de ayudar a la persona con Alzheimer a atravesar y superar los sentimientos de negación y miedo respecto a la enfermedad.

Algunas acciones que os ayudarán a vivir mejor

Una vez obtenido el diagnóstico, y transcurrido el periodo de aceptación. Es importante que tanto el cuidador como la persona con Alzheimer, os pongáis manos a la obra para hacer el día a día más cómodo, agradable y feliz.

Algunos consejos para conseguir este propósito

  • Cocina varias raciones de comida saludable: Aprovecha el tiempo dedicado a la cocina para compartir la actividad con la persona con Alzheimer. Prepara varias raciones para ahorrar tiempo otro día y poder dedicarlo a otras actividades. No olvides seguir una dieta equilibrada, con poco grasa y rica en vegetales, en la que no falte el pescado azul al menos dos veces por semana.
  • Alienta las actividades físicas: La actividad física regular y adaptada a las capacidades de cada uno, mejora el estado de ánimo y la calidad de vida.
  • Evita e identifica situaciones estresantes: Para las personas con Alzheimer, algunas actividades pueden ser especialmente tediosas. Es importante identificarlas y evitarlas con tal de no generar ansiedad adicional.
  • Incluye en tu rutina tiempo para ti: Puedes aprovechar las visitas de amigos de confianza o familiares para tomarte tu tiempo para realizar alguna actividad que te apetezca y que no puedas hacer en tu día a día.

Palabras clave

Lo más leído

Descargas